La necesidad de mantener el orden algunas veces sobrepasa límites insospechados. Hay que acabar con eso.

Tengo unos hijos muy desordenados. No hay quién entre en esa habitación. Todo siempre por el suelo, por debajo de la cama, encima del escritorio…

¡¡¡SE ACABÓ!!! Porque este año, mis queridos Melchor, Gaspar y Baltasar seguro que me conceden un solo deseo… Un cesto para la ropa sucia para cada uno de mis leones.

He visto unos muy chulos en Chambao Decoración, en C/Torres. Así que queridos Reyes Mayos, les ruego que envíen a alguno de sus pajes a recogérmelos antes de que se agoten.

Os dejo el documento gráfico para evitar confusiones. Para chico y para chica.

cestos-ropa

Esto sería todo un regalo para mi (no para ellos). Pasar por la puerta de sus habitaciones y poder mirar hacia dentro, sería todo un logro. Además de que ocupan muy poco sitio y podría colorcárselo en cualquier pequeño rincón que no moleste.

Estoy segura que estos cestos pueden paliar en gran parte el desastre de las habitaciones de mi casa. Espero con ansia el 6 de enero para poder empezar una nueva vida con ellos. Año nuevo, vida nueva, cestos nuevos.

Sus Majestades, podeís poneros en contacto con Chambao Decoración a través de su página web www.chambaodecoracion.com o de su número de teléfono 950.27.89.69

Categoría: Featured, Mundo Chambao

Deje un comentario